1. Exposición de motivos

En un tema tan social como es el cuidado y respeto por los animales, España es uno de los países peor considerados de Europa. Somos, junto con Rumanía y Grecia, exportadores de adopciones caninas a los países del centro y norte de la Unión.

Es frecuente encontrar en los medios de comunicación noticias sobre hechos de maltrato animal, cuya tipificación en el Código Penal resulta insuficiente. Sin embargo, diariamente se difunden por las redes sociales, cientos de imágenes de perros para evitar urgentemente su muerte en alguna perrera, o que aguardan en protectoras colapsadas esperando adopción.

Son miles las personas concienciadas tratando de paliar este problema, sufriendo angustia e impotencia ante una situación que nunca acaba. La pregunta es: ¿por qué los cargos públicos, muchos de ellos conviviendo en familia con un perro, no se hacen eco de este clamor popular? Aunque sea por rédito electoral.

2. Sin información no hay conciencia

Existe un desconocimiento muy profundo, tanto por parte de la sociedad en general como de los cargos públicos, acerca del alto número de muertes que ‘tradicionalmente’ se llevan produciendo y de sus motivos.

Los siguientes datos corresponden a la Comunidad Autónoma de La Rioja, que ostenta el peor índice en proporción al número de habitantes (322.000 hab.), y a Málaga, la segunda ciudad por población (596.000 hab.), de una comunidad Andaluza con el mayor número de abandonos.

 


 

2.1 Comunidad Autónoma de La Rioja

Datos entre los años 2002-2010, facilitados por el Gobierno de La Rioja:

  • 3.000 perros/año depositados en la perrera.
  • >2.500 perros/año sacrificados.
  • 50 perros sacrificados por semana.

Existen convenios de colaboración entre la consejería y los municipios, excepto Logroño, para la recogida gratuita a domicilio:

 


 

2.2 Ayuntamiento de Málaga

Datos entre los años 2007 y 2012, facilitados por el Área de Medio Ambiente:

*Art. 28.5 de la Ley 11/2003, de 24 de noviembre, de ¿Protección? de los Animales de Andalucía según el cual:
Los propietarios de animales de compañía podrán entregarlos, sin coste alguno, al servicio de acogimiento de animales abandonados de su municipio para que se proceda a su cesión a terceros y, en último extremo, a su sacrificio.

Evidentemente, el sacrificio “en último extremo”, a que hace referencia el párrafo anterior, se practica a diario debido a esa cesión masiva de perros.

A estas cifras hay que sumar el coste que supone para las arcas municipales del Ayuntamiento de Málaga la manutención de su propia perrera y eutanasias.

 


 

Ratio de perros recogidos por cada 1.000 habitantes, según CCAA (2.010)

Fuente: www.fundacion-affinity.org

Estimación de perros recogidos por Comunidades Autónomas (2.010)

Fuente: www.fundacion-affinity.org

 


3. Privatización de las perreras: el negocio de matar

En un país con más de 100.000 perros desechados al año, para cuyo exterminio las administraciones públicas desembolsan sin reparo sumas considerables de dinero, no es de extrañar que algunas empresas estén aprovechando la oportunidad de negocio, optando a las privatizaciones que de ese 'servicio' están llevando a cabo algunos Ayuntamientos (ATHISA en Parla, TALHER S.A en Majadahonda y Logroño, etc.).

Ayudados por una buena labor de marketing, expectativas y engaño, las citadas empresas consiguen con facilidad los contratos, incluso desplazando a las asociaciones para la protección de los animales, en su mayoría sin intereses económicos, que venían ocupándose del cuidado y adopciones en esos centros municipales.

Mínimo coste, máximo beneficio.

3.1 Centro de “Acogida” Animal de Logroño

Además de Logroño, la perrera presta servicio a toda la comunidad autónoma a través de los convenios de colaboración entre el Gobierno de La Rioja y los municipios:

  • Nombre: “Centro de Acogida Animal”.
  • Titular: Ayuntamiento de Logroño (privatizada en abril de 2.011).
  • Gestión del centro: empresa TALHER S.A (filial de CLECE S.A, GRUPO A.C.S.).
  • Plazo de concesión: 15 años.
  • Desembolso municipal: 700.000 €.
  • Servicio: concertado con el Gobierno de La Rioja y el Ayuntamiento Logroño.
  • Recibe unos 3.000 perros/año.
  • Dinero público aproximado percibido en concepto de gastos: 150.000 €/año.
  • Ingresa del Gobierno de La Rioja por cada perro que mata o que entrega a las protectoras.

“El CPA se convertirá en referencia de todas las actuaciones que se realicen en materia de protección animal en la Ciudad de Logroño”, “Un país, una civilización, se puede juzgar por la forma en que trata a los animales. Gandhi, auténticas falacias que rezan en su folleto.


 

4. Conclusiones

El abandono y matanzas de perros es un problema cultural al que debemos poner fin. No podemos permitir que empresas privadas proliferen en España obteniendo beneficios de aquello que tenemos el deber moral de erradicar.

La renuncia de perros permitida por la Ley que propician estos porcentajes tan estremecedores (70-66%), además de ser una política preventiva nula, facilita a los propietarios irresponsables desprenderse de los animales y provoca su sacrificio inmediato debido a la saturación que sufren las perreras y asociaciones protectoras.

Este método de gestión, basado en la exterminación, debe finalizar en todo el país no sin antes invertir ese ahorro de dinero en el desarrollo de una legislación más eficaz, como ya hicieran hace décadas otros países europeos.

La cultura y la educación no cambian de la noche a la mañana, como tampoco la irresponsabilidad y la falta de escrúpulos de ciertos individuos cambiará por el mero hecho de no recoger gratuitamente a sus perros.

Dice, además, el Código Penal en su art. 408:

La autoridad o funcionario que, faltando a la obligación de su cargo, dejare intencionadamente de promover la persecución de los delitos de que tenga noticia o de sus responsables, incurrirá en la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de seis meses a dos años.”

Por tanto, son muchos los cargos públicos de distintas administraciones que no sólo faltan “a la obligación de su cargo”, dejando de promover la persecución del delito, sino que -cuando facilitan a los propietarios irresponsables desprenderse de estos animales causando su posterior sacrificio-, actúan como ‘autores’ y ‘cómplices necesarios’ para su comisión.

La muerte intencionada de estos animales está tipificada en el art. 337 del Código Penal:

“El que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente a un animal doméstico o amansado, causándole la muerte o lesiones que menoscaben gravemente su salud, será castigado con la pena de tres meses a un año de prisión e inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales.”

Las leyes de un país son el reflejo de su nivel de desarrollo social alcanzado. Leyes que en nuestro caso es hora de adaptar al cambio positivo que la sociedad ha experimentado.

Red de Protección Canina insta a los cargos públicos a consensuar reformas legislativas que eviten la llegada masiva de estos animales a las perreras -llámense hipócritamente Centro de Acogida Animal-, para ser sacrificados injusta e innecesariamente.

 

“Los intelectuales resuelven problemas, los genios los previenen”
Albert Einstein

 

 

Policías locales de La Rioja

Visita el canal YouTube de Red de Protección Canina

Ayúdales con 1€/mes